Lo sentimos es necesario habilitar javascript para ver este sitio

HUERTOS LEÑEROS BENEFICIAN A 822 FAMILIAS NARIÑENSES QUIENES CONTRIBUYEN A FRENAR EL CAMBIO CLIMÁTICO

HUERTOS LEÑEROS BENEFICIAN A 822 FAMILIAS NARIÑENSES QUIENES CONTRIBUYEN A FRENAR EL CAMBIO CLIMÁTICO

José Javier Rojas es uno de los nariñenses beneficiados con estos huertos que protegen el medio ambiente.

• Las familias beneficiadas cuentan con un área específica para la siembra de árboles de leña y el cultivo de hortalizas y especies nativas.

• Con el proyecto Rumichaca-Pasto se concluirá la doble calzada desde Ipiales hasta Catambuco y se mejorará la vía entre Catambuco y Pasto.

 

Catambuco, Nariño. Febrero 9 de 2021. (@ANI_Colombia). En lo alto de la vereda Santamaría, en el corregimiento de Catambuco, está la casa de José Javier Rojas, un campesino nariñense que cultiva de manera completamente orgánica hortalizas y otros productos de la región.

“Nosotros no utilizamos químicos ni abonos; tenemos un criadero de cuyes del que aprovechamos hasta su orín, y también procesamos la hojarasca de los árboles para ayudar a fortalecer nuestro huerto”, cuenta José.

Tanto él como 821 familias de la región cuentan con este huerto gracias al proyecto Rumichaca-Pasto, que hace parte de la cuarta generación de concesiones viales de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

El corredor, de 83 kilómetros de longitud, cuenta con 5 unidades funcionales (tramos) y registra un avance del 87,33%. Al inicio del Gobierno del Presidente Iván Duque Márquez tan solo registraba un 3,23%.

Y como parte de sus planes de compensación ambiental, el proyecto desarrolló huertos leñeros situados en un área de las casas de las familias destinada a la siembra de árboles dendroenergéticos (leña), cuya finalidad es que sean aprovechados para cocinar.

Los huertos también les permiten cosechar sus propios alimentos. Además de las hortalizas que José siembra para la alimentación de su esposa, sus dos hijas y la suya, cultiva especies como alisos, quillotoctos y guayacanes, todas de origen nativo, que hacen su aporte natural a la regulación hídrica, al suelo y en algunos casos sirven de albergue para la fauna silvestre.

“Nosotros cuidamos los arbolitos como si fueran unos niños y a medida que crecen, les cortamos las ramitas, que usamos para cocinar en nuestras hornillas. Esta leña no genera nada de humo. Con estos huertos y el apoyo que recibimos, gracias al proyecto de la doble calzada, nos sentimos mejor porque es la primera vez que alguien nos ayuda”, afirma José.

Por su parte, según lo explica la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, el corredor vial Rumichaca-Pasto mejorará la competitividad en el suroeste del país pues su corredor de influencia conecta Pasto y la frontera con Ecuador y desarrolla la zona centro-oriente y centro-sur del departamento de Nariño.

“Estamos beneficiando directamente a los habitantes de municipios como Ipiales, Córdoba, Potosí, Pupiales, Gualmatán, Contadero, Puerres, Funes, Iles, Tangua, Yacuanquer, Imués, entre muchos otros, y no solo por las ventajas y reducciones de tiempo de la nueva vía, sino con iniciativas sociales y de preservación del medioambiente como estos huertos leñeros”, asegura la jefa de la cartera de Transporte.

Entre tanto, el vicepresidente de Planeación, Riesgos y Entorno de la ANI, Diego Morales, explica que, con estos huertos, “las familias nariñenses ya no deben recurrir a los bosques aledaños en busca de leña, pues cuentan con esta dentro de su propio predio, sin afectar los bosques naturales y así poder contribuir a la recuperación y preservación del medioambiente”.

El proyecto Rumichaca-Pasto finalizará a mediados de 2021 y se convertirá en otra vía de cuarta generación terminada durante el Gobierno del Presidente Iván Duque Márquez. A la fecha, la obra registra 4.473 empleos activos e inversiones por 2,1 billones de pesos.

Con una frase simple, pero contundente, José reafirma todos los beneficios que el proyecto les ha dado a él, a su familia y a las otras 821 de la región:

“Como los tiempos de recorrido de nuestra vereda al resto del departamento se han reducido, también podemos llevar más rápido los productos que cosechamos, como la papa o el olloco, y así podemos seguir adelante gracias a todos los beneficios que ha traído para nuestra comunidad los huertos, las hornillas y una vía en mejores condiciones”.

Así las cosas, contar con iniciativas en las que se cumpla con la legalidad, se promueva el emprendimiento y exista equidad, sigue siendo el motor de impulso para la planificación y gestión que permita implementar con mayor celeridad el desarrollo rural en Colombia y una transformación estructural del campo, sobre la base de un plan construido de manera participativa desde los territorios.

 

Fecha de Publicación: 
09/02/2021
Año publicacion: 
2021
Mes publicacion: 
02